jueves, 11 de febrero de 2016

Como seguir utilizando DraftSight en máquinas de 32 bits

Los que nos quedamos obsoletos lo tenemos crudo. La última versión de DraftSight, quizá el software de CAD libre más completo hasta la fecha, solo está pensado para arquitecturas de 64 bits. Para los que aún aguantamos con PC's antiguos no es posible correr un programa de 64 bits en un sistema de 32 bits, así que Dassault Systemes nos hizo una jugarreta de las buenas. Pero es raro no encontrar soluciones a cualquier problema que uno tenga en GNU/Linux.

Primeramente necesitamos un archivo de instalación original de DraftSight 32 bits, el cual ya no podemos encontrar en su página de descarga oficial. Si tienen la suerte de conservarlo entonces utilícenlo, lo instalan con Gdebi, por ejemplo, y a continuación viene lo bueno.

Hay que crear un script con el editor de textos que mas rabia les de, Gedit mismamente si no quieren salir del entorno gráfico. Y escriben en él lo siguiente:

#!/bin/sh 

sudo date -s 'last year' 
sudo date -s 'last year' 
exec /opt/dassault-systemes/DraftSight/Linux/DraftSight & sleep 60 
sudo date -s 'next year' 
sudo date -s 'next year'

Hay que guardarlo y darle un nombre, por ejemplo DS.sh y luego darle permisos de ejecución con el comando chmod:

sudo chmod -x DS.sh

Y a continuación se van a la terminal, se posicionan en la carpeta que tenga alojado el script y teclean:

./DS.sh

Y ya lo tienen. Básicamente, el script lo que hace es convencer al programa de que nuevamente están en 2014 cambiando temporalmente la fecha del PC. Esto es necesario porque la licencia tiene validez de un año a partir de su fecha de salida, que fue en 2014, pero una vez que cerremos la sesión y finalice el script el sistema vuelve a cambiar a la fecha actual.

Supongo que también valdría utilizar el comando date para cambiar la fecha del ordenador pero eso podría entrañar algún tipo de conflicto con otros programas si luego se les olvida restaurarla, así que no lo recomiendo.

Si quieren más detalles pueden encontrarlos aquí.

miércoles, 27 de enero de 2016

Art Of Illusion, diseño 3D al alcance de todos

En los mundos Linux está ya todo dicho en materia de diseño 3D. Los ya versados en el tema sabemos que la mejor opción libre y gratuita es Blender y, por detrás, FreeCAD. Cualquier otra alternativa que nos den a conocer será siempre inferior a éstas dos, lo que no significa que desmerezca nuestra atención. Art Of Illusion entraría en el campo de las aplicaciones menores pero válidas para empezar a trabajar con el diseño tridimensional, siempre que nuestras pretensiones no sean muy elevadas.


El interfaz gráfico no es que sea muy nutrido, por lo que principalmente tenemos que movernos por los menús contextuales. Por lo pronto observamos una paleta de herramientas principal con lo básico para empezar a trabajar: primitivas simples, herramientas de edición, creación de mallas, polígonos y curvas que luego podremos extruir... También podremos añadir cámaras y luces, por supuesto. Indagando en las posibilidades de animación y renderizado la ausencia de complejidad es la norma. No cuesta hacerse con un software como AoI aunque tampoco podremos aspirar a acometer grandes proyectos visrtuales.

Las opciones de importación/exportación de archivos son tremendamente escasas, así que lo que trabajemos en AoI se quedará ahí en la mayoría de casos. El render es cierto que es configurable en cierta medida, pero nada comparable al software profesional. Al menos las texturas se aplican con facilidad y rápidamente podemos ver resultados dentro de su parquedad.

En fin, si no quieren emplear mucho tiempo de aprendizaje, no precisan dejar boquiabiertos a sus clientes y tampoco tienen la necesidad de una postproducción compleja, quizá Art Of Illusion les pueda echar un cable con sus proyectos más rápidos y sencillos.

Descargar Art Of Illusion.

miércoles, 13 de enero de 2016

Onshape, un CAD de exclusivo uso en la nube

Las alternativas libres al software tradicional de CAD no siempre han de encontrarse en entornos Linux. La nube no es patrimonio ni de Linux ni de Windows ni de Mac, basta con disponer de un ordenador, una conexión a internet y un navegador.

Eso sí, mejor si la conexión es rápida y el ordenador es potente, cosa que no es mi caso en, al menos, el segundo aspecto. Es por ello que quizá no he podido disfrutar como debía de Onshape, un software online para diseño 3D con el que conseguir resultados en un espacio de tiempo relativamente corto.


Por desgracia los tiempos corren más deprisa que mi capacidad de actualizarme, y a poco que uno busque algo de complejidad manejarse con Onshape resulta una tarea harto penosa. O se dispone de una buena máquina con una buena conexión a la red o más vale olvidarse de sacar algo provechoso de este programa en línea. Cabe decir, sin embargo, que como alternativa libre no puede ni acercarse a aplicaciones profesionales en el mundo del 3D, ni creo que exista la intención. Es simplemente un intento de proporcionar una herramienta con la que crear bocetos más o menos resultones que puedan dar una impresión aproximada antes de encarar el verdadero proyecto.

En Onshape disponemos de una barra de herramientas con diversas opciones de creación y edición de primitivas. Los clásicos empalmes y chaflanes de aristas, sección de cuerpos, operaciones booleanas, extrusión de caras, revoluciones o primitivas por trayectoria. Nada que pueda sorprender o innovar, aunque destacaría su carácter paramétrico, que permite alterar fases intermedias de los elementos construidos actualizando el resultado final.

Tiene también una serie de herramientas para trabajar en 2D pero no las veo muy versátiles. Operaciones de lo más simple me cuesta mucho realizarlas aunque quizá sea por las escasas prestaciones de mi equipo. Me quedo con las ganas de chequearlo con unos medios más potentes de modo que la impresión que me llevo es algo pobre, pero animo a los usuarios a que le echen un vistazo y comprueben por sí mismos si merece la pena el tiempo que puedan dedicarle.

Onshape.