domingo, 23 de febrero de 2014

QCad, intentando remontar el vuelo

En el pasado QCad fue una aplicación pionera en GNU/Linux en lo tocante al software de CAD en dos dimensiones. Siempre fue bastante primitivo al lado de los grandes, al menos la versión open source, así que, en paralelo, la empresa RibbonSoft fue desarrollando una versión de código cerrado con más prestaciones. Con el tiempo el QCad libre se fue quedando estancado hasta que una comunidad de programadores decidió darle un nuevo impulso, marcando distancias con los creadores del software original, bajo el nombre de LibreCAD (del cual ya hemos hablado aquí).

Ahora, los creadores de QCad, vista la aceptación que LibreCAD está obteniendo en círculos especializados (dentro de la escasa oferta existente en este campo), ha decidido volver a potenciar la versión open source de su producto, la 3.4.6. Pero no descorchemos el champán porque no estamos sino ante una versión de evaluación (trial) de su equivalente de pago. Y como lo que interesa a una versión comercial es vender, las numerosas herramientas no disponibles, relativas a la exportación de archivos, creación de atributos y otras que marcan la diferencia entre un triste remedo del software existente para Windows y algo más serio, son de pago.


La semejanza con LibreCAD es más que apreciable, por supuesto, de modo que ponernos a analizar su operatividad supondría volver a trabajar sobre lo mismo. A simple vista destacan unos menús más poblados y con iconos, mientras que los de su ahora oponente solo son de texto. En ellos también se nos ofrece el atajo de teclado para cada comando, que siempre es de agradecer. El cálculo de distancias es más interactivo, similar al de las últimas versiones de AutoCAD, mientras que en LibreCAD todavía tenemos que fijarnos en la línea de comandos. Y las opciones de exportación, tengan o no coste adicional, se limitan a DXF, PDF o mapa de bits. En definitiva, se nota un producto visualmente más trabajado, operativamente actualizado pero con los inconvenientes de que herramientas claves están capadas y su conectividad con otros software del ramo es limitada.

No obstante, para una pequeña empresa no deja de ser una opción estimable ya que la versión profesional solo cuesta 32 €. Además, la facilidad y sencillez de aprendizaje y manejo están garantizados. Mientras, con esta versión de evaluación nos podemos hacer una idea rápida de hasta donde podemos llegar con QCad.


Instrucciones para su ejecución: una vez descargado el fichero de extensión .RUN hay que darle permiso de ejecución desde el terminal de comandos con

sudo chmod +x nombre_del_fichero.run

A continuación ejecutamos

sh nombre_del_fichero.run

y el programa se instalará.