martes, 17 de septiembre de 2013

gCAD3D, rocoso y poco amigable

La idea con que nació este blog es encontrar alternativas en GNU/Linux para los profesionales del CAD y el diseño que se pudieran acercar a sus hermanos de pago. En el caso del diseño asistido por ordenador, siempre orientado a la arquitectura y la ingeniería, aunque también al interiorismo o el paisajismo, AutoCAD es la piedra de toque, el espejo en que siempre nos fijamos para evaluar si un software cumple o no con unos requisitos mínimos.

La aplicación de Autodesk ha calado tan profundamente entre los profesionales del ramo que en el momento en que aparece un programa con la idea de restarle cuota de mercado raudo va uno a establecer semejanzas y comparaciones. Normalmente buscamos similitudes a la hora de encontrar las herramientas para ponernos a dibujar casi en el momento. Hallar esa inmediatez es, para mi gusto, el primer motivo para comenzar a hablar bien de un programa de CAD. Inmediatez que no he encontrado en gCAD3D.



Este es un software basado en la especificación OpenGL, descargable en inglés y que dispone la posibilidad de traducirlo al español en su menú de ayuda, pero es una traducción parcial que desesperará al que la barrera del idioma se le antoje insuperable. Como tal software, viene preparado para trabajar en entornos 3D con opción de texturizado, pero su entorno gráfico no es precisamente el más amigable que me he encontrado. Quizá sea un error buscar siempre el orden y equilibrio que conocemos en aplicaciones como BricsCAD o DraftSight, pero me parece una realidad poco sujeta a debate que la inmensa mayoría de usuarios de CAD provienen de plataformas Windows, esto es, AutoCAD, MicroStation, SolidWorks, Catia... Toda semejanza con lo ya conocido siempre será un punto a favor, algo que los creadores de gCAD3D no parecen haber tenido en cuenta.

Por lo que he visto, en control en la creación de entidades no es precisamente ejemplar, y cuesta encontrar un modo dinámico de moverse por el espacio tridimensional. Uno no sabe bien en qué punto de dicho espacio está posicionando los objetos que va creando ya que no he sido capaz de variar el punto de vista. La edición tampoco me ha parecido mucho mejor, cuesta saber qué herramienta es la que en ese momento está activa. No dudo que este programa tenga posibilidades pero sí que su aprendizaje no sea tortuoso a menos que se disponga de un buen manual. Además hay que añadir que esta versión 2.12 debe estar aún en fase de desarrollo porque se me ha cerrado varias veces durante las probaturas, perdiendo lo poco había conseguido hacer.

Si hay tiempo y ganas quizá merezca la pena echarle horas para hacerse con él. Pero los responsables de gCAD3D deberían tener presente que el tiempo es oro y a nadie le sobra.

Descargar última versión de gCAD3D.